Este post esta dedicado a un grande del folklore nacional, el señor Horacio Guarany. Cuando pensé de que manera podía hacerles llegar algo de su historia, se me ocurrió dejar de lado las biografías que solo brindan datos cronológicos de su vida. Mi manera de mostrarles quien era Eraclio Catalin Rodríguez Cereijo, tal un nombre verdadero, es a través de sus canciones por ello el título de esta nota.

Fotografia propia tomada en el homenaje a Horacio en Cosquin 2008

Fotografía propia tomada en el homenaje a Horacio en Cosquin 2008

Horacio tiene en su haber un incalculable número de canciones de su autoría , o en las cuales ha participado y que mas allá de cualquier fecha marcan la historia de su vida.

Nacido allá por mayo de 1925, escribió canciones que describen su niñez como lo es “Recital a la infancia”que en su letra dice :

 

“Mi casa era muy triste cuando niño,

por todas partes se encendían velas. […]

 Como era mi infancia no recuerdo,

uno andaba de yapa, de prestado,

perdido entre las hachas y los montes,

como una flor que hubieran pisoteado”

 

Además escribió “Perdón doctor”  y la milonga “yo tengo un amigo nuevo” dedicada a un árbol que tenia en el fondo de su casa.

Guarany era el más grande de 14 hermanos, de una familia muy pobre compuesta por su padre José Rodríguez y su madre Feliciana Cereijo. Toda su infancia la vivió en Alto Verde una pequeña localidad al este de Santa Fé y la que también dedicó una de sus canciones y le dio el nombre de “La litoraleña”.

 

Alto verde querido
pueblito humilde del litoral
tus ranchitos dormidos,
yo sé que un día despertarán…”

Más tarde llego el momento de su debut en Buenos Aires, donde el canto era su moneda para sobrevivir y con lo que comía todos los días. Fue así como empezó su larga trayectoria de innumerables discos , hasta el momento lleva 58 discos editados.

Toda su carrera estuvo signada por momentos que lo marcaron pero que no impidieron que él siguiera con lo que mas amaba que era la música folklórica. Entre esos momentos, están sus casi 10 años de exilio a España durante la dictadura militar en Argentina. En esos momentos recibió numerosos atentados que lo obligaron a dejar su tierra.

Desde allá escribió canciones muy significativas como “ Volveré en un canto”:

 

“Toda la tierra cae en mi

que voy a hacer

debo partir de mi país

me voy llorando este dolor

de ver el odio y el rencor

en mi país”

 

También le siguieron muchas otras : “ Lo que es estar de vuelta” , “Patria amada y lejana” o “Con la raíz afuera” entre otros.

No se pueden dejar de lado aquellos temas que componen el repertorio romántico por excelencia como lo son : “Amar amando”, “Canción del adios” o “Nada tengo de ti”.

Más de uno de los que amamos esta música habrá escuchado sus temas o lo habrá recordado en las voces de otros interpretes la maravillosa poesía y sentimiento que vuelca en cada una de sus letras. Todas ellas, quedarán en el recuerdo , para no olvidar a ese cantor popular que son su voz ha hecho historia.